CIRUGIA DE BAZO

1TIPOS DE PATOLOGÍAS

El bazo es un órgano abdominal que se sitúa al lado izquierdo entre el diafragma por arriba y el colon por debajo. Es el órgano que recibe más sangre de todo el cuerpo porque tiene funciones tan importantes como regular la volumen de los vasos sanguíneos que conectan con el hígado, produce activamente células sanguíneas en etapas tempranas de la vida, es el centro principal de destrucción de las células de la sangre defectuosas, produce proteínas de defensa (IgM) y linfocitos y es el mayor reservorio de plaquetas del cuerpo.

 

2 OBJETIVO DEL TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Algunas enfermedades o procesos obligan a realizar la extirpación del bazo conocida como esplenectomía total o parcial. Se trata de procesos localizados (tumores, abcesos o quistes), traumatismos sobre el bazo, procesos que provocan una alteración en la función del bazo (hiperesplenismo) o enfermedades generales hematológicas (linfomas o leucemias) o inflamatorias (tuberculosis o sarcoidosis).

 

3 PREPARACION PARA LA CIRUGÍA

Para llegar bien preparado a esta cirugía, siga las instrucciones generales que le indiquen en la consulta de anestesia y aquellas relativas a la optimización o mejoría de su analítica. Es muy frecuente en esta cirugía la necesidad de transfusión sobre todo si previamente no se ha corregido alguna alteración analítica.  Consulte con el especialista en hematología si es preciso.

 

4 ANESTESIA INDICADA EN ESTAS CIRUGÍAS

La cirugía para este tipo de procesos, salvo en el caso de un traumatismo severo, suele ser mediante laparoscopia.

Esta cirugía necesita anestesia  general. Los riesgos de este tipo de anestesia son específicos para usted y por eso debe informarle su anestesista en la consulta (ir a “consulta de anestesia.doc ( 5)”) o el día de la cirugía.

 

5 RIESGOS

Los riesgos de esta cirugía  más habituales son leves. Uno de los más frecuentes es la necesidad de transfusión. Es frecuente en la cirugía laparoscópica dolor abdominal e incluso irradiado al hombro por la retención de gases.  Mas infrecuentes son los riesgos graves.

 

6 EL DIA DE DESPUES

Después de la intervención, debe seguir colaborando con su propia recuperación.  Debe acudir a su médico si presenta dolor severo, fiebre alta o escalofríos o no presenta deposición en 2 o 3 días. La presencia de gases es normal tras la laparoscopia que pueden producirle dolor irradiado al hombro derecho. Para disminuirlos, incorpórese y deambule y evite alimentos flatulentos (coles y legumbres).  Evite sobreesfuerzos (correr, coger peso) durante 4-6 semanas. Guarde reposo relativo (levantarse al sillón y deambular es muy recomendable) los 2 o 3 primeros días.

Es muy importante que tras la esplenectomía existe un aumento del riesgo de ciertas infecciones por lo que el paciente adulto debe recibir instrucciones para la vacunación 15 días antes o 14 días después de la esplenectomía.