CIRUGÍA DEL TIROIDES. CIRUGÍA DE PARATIROIDES

1 TIPOS DE PATOLOGÍAS

La cirugía de tiroides trata de extirpar toda o una parte de la glándula tiroides. Esta glándula en forma de mariposa está localizada en el cuello, delante de la tráquea y su función es regular el metabolismo por lo que los síntomas pueden ser aquellos que sugieren una función excesiva del metabolismo como ansiedad, pérdida de peso a pesar de buena alimentación, intolerancia al calor, sudoración y excesivo cansancio o aquellos que sugieren un deficitario metabolismo por menor función de la glándula como tendencia al sueño, ganancia de peso e intolerancia al frío.

Las glándulas paratiroides son glándulas pequeñas del sistema endocrino que se encuentran en el cuello detrás de la glándula tiroidea. Las glándulas paratiroides controlan el calcio en nuestros cuerpos, la cantidad de calcio en nuestros huesos y la cantidad de calcio en la sangre.

 

2 OBJETIVO DEL TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

El tratamiento muchas veces es médico, con fármacos que controlan los síntomas, siendo el especialista de endocrinología quien dirige este tratamiento. Sólo en ciertas ocasiones, la causa (nódulo, tumor…) que origina la alteración en la función tiroidea es susceptible de tratamiento quirúrgico.

El objetivo de la cirugía es la eliminación del nódulo o tumor para que el tiroides recupere la normalidad de la función. El elemento extirpado suele ser analizado para confirmar su naturaleza y diagnóstico. Dependiendo del diagnóstico, el cirujano extirpa la mitad o toda la glándula afectada (tiroidectomía o paratiroidectomía) y de acuerdo a los hallazgos intraoperatorios  puede ser necesario dejar drenaje uno o dos días después de la cirugía.

 

3 PREPARACION PARA LA CIRUGÍA

Usted puede mejorar el resultado de su cirugía informándose de las recomendaciones generales para ir bien preparado ante la anestesia, confirmando que la función tiroidea está adecuadamente controlada,  seguir tomando la medicación que le mandaron si es que la necesita en estos momentos y mantener la pauta habitual incluido el día de la cirugía que la tomará de acuerdo a las recomendaciones de su anestesista.

 

4 ANESTESIA INDICADA EN ESTAS CIRUGÍAS

Esta cirugía necesita anestesia  general. Los riesgos de este tipo de anestesia son específicos para usted y por eso debe informarle su anestesista en la consulta  o el día de la cirugía.

Si la extirpación no compromete a toda la glándula tiroides el paciente puede irse a casa en el mismo día de la cirugía (circuito ambulatorio) ya que no suele ser dolorosa y el paciente puede iniciar la dieta y la vida normal enseguida pero de todo ello deberá informarle su cirujano y anestesista.

 

5 RIESGOS

Como cualquier cirugía, la cirugía de las glándulas tiroides y paratiroides tiene unos riesgos.

 

6 EL DIA DE DESPUES

Después de la intervención usted puede seguir colaborando con su propia recuperación. Evite las contracturas de hombros y espalda por miedo a mover el cuello dejándolo relajado. Evite la exposición al sol de la herida durante los primeros 6 meses, protegiendo la zona con una gasa hasta la retirada de los puntos y posteriormente con un pañuelo. La afonía es normal los primeros días; evite forzar el habla para que se resuelva pronto. Tome dieta blanda durante las primeras semanas, teniendo cuidado con los alimentos con huesos o espinas. En caso de hormigueo en las manos o en las comisuras de los labios, acuda a su médico con el informe de alta de la cirugía.