Consentimiento Informado

PARA REALIZAR CUALQUIER ACTO MÉDICO A UN PACIENTE ES OBLIGATORIO HABER OBTENIDO ANTES SU CONSENTIMIENTO INFORMADO.

La Ley habla de la obligación de obtener el consentimiento informado y dice que “toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que recibida la información,haya valorado las opciones propias del caso”.

Además el consentimiento se hará por ESCRITO al tratarse de procedimientos que suponen riesgos de repercusión importante sobre los pacientes.

Por otro lado, se debe diferenciar del consentimiento de la cirugía y debe obtenerse un consentimiento por cada técnica o tipo de anestesia.

Debe contener información básica y específica sobre cada técnica, sobre los riesgos personalizados y propios de la intervención y sobre las contraindicaciones.

El consentimiento debe ser firmado por el paciente, una vez leído con atención y resueltas las posibles dudas. El consentimiento se hará por representación en los casos de pacientes incapaces de tomar decisiones, bien por enfermedades o por decisión judicial, o en los menores de edad. En estos casos serán los representantes legales, padres, familiares o tutores quienes firmen dicho consentimiento.