La dieta y el ejercicio físico previo a tu cirugía

LA DIETA.

REALIZAR UNA DIETA ADECUADA ANTES DE AFRONTAR UNA CIRUGÍA DISMINUYE LAS COMPLICACIONES Y MEJORA LOS RESULTADOS

Es importante conocer el estado nutricional del paciente que se va a someter a una intervención quirúrgica, con la intención de optimizarlo. La obesidad y la desnutrición influyen de manera muy negativa en el resultado de la intervención. En general durante el tiempo de espera es importante llevar una dieta rica en proteinas y pobre en grasas, pues eso favorece la cicatrización de las heridas y protege de las infecciones. En ocasiones es conveniente acudir al especialista en endocrinología y metabolismo para establecer un plan dietético.

El sobrepeso y la  obesidad  afectan de manera negativa al paciente que es operado, influyendo en varios niveles: la reserva respiratoria y cardiovascular, la dificultad en la intubación, la dificultad técnica de la cirugía, la capacidad de respirar tras la cirugía, o la cicatrización entre otras. Es conveniente realizar una dieta baja en calorías (hipocalórica) con el objetivo de bajar kilos y  hacer más seguras la anestesia y la cirugía, reduciendo el índice de complicaciones quirúrgicas, respiratorias e infecciones.

Los pacientes con un grado de desnutrición importante suelen tener malos resultados quirúrgicos, con aumento de complicaciones y de la estancia hospitalaria. Además de pautar una dieta adecuada, habrá que añadir unos batidos ricos en proteínas (hiperproteicos) e hipercalóricos. Además se deben aportar vitaminas y minerales si existe algún déficit.

En cirugía de colon, se llevará una dieta pobre en residuos (sin verduras, frutas ni legumbres) los dos o tres días previos a la intervención con objeto de crear menos heces.

En algunos tipos de cirugías te entregarán unas bebidas ricas en hidratos de carbono con la finalidad de reforzar tu estado nutricional y se tomarán el día de antes de la cirugía y hasta 2 horas antes.

 

EL EJERCICIO FÍSICO.

EL EJERCICIO FÍSICO  OPTIMIZA LA CONDICIÓN FÍSICA,  MEJORA LA CAPACIDAD FUNCIONAL RESPIRATORIA Y LA TOLERANCIA AL ESTRÉS QUIRÚRGICO, CONTRIBUYENDO FAVORABLEMENTE EN TU RECUPERACIÓN TRAS LA CIRUGÍA .

Se recomienda comenzar a hacer ejercicio alrededor de las cuatro semanas previas a la fecha de la intervención. Esta estrategia se llama “prehabilitación”. Consiste en la realización de ejercicios aeróbicos moderados durante un tiempo de 20 a 30 minutos diarios como caminar. Otras actividades que se pueden realizar son nadar, montar en bicicleta y hacer footing, si son  pacientes con buena tolerancia al ejercicio. Además se pueden asociar ejercicios de resistencia mediante bandas elásticas. Todo ello se debe adaptar a las características individuales de cada paciente (edad, estado físico previo, enfermedades previas), observando la tolerancia individual al ejercicio. Además se recomienda asociar la ingesta de suplementos proteicos (terapia trimodal) previo al ejercicio.

La realización de ejercicios de relajación tales como inspiraciones profundas son útiles para disminuir el estrés psíquico asociado a la cirugía. La ansiedad afecta directamente al dolor postoperatorio. Técnicas basadas en “mindfulness” disminuyen la ansiedad y el insomnio. La cirugía produce una disminución en la capacidad de respirar aducuadamente. La realización de ejercicios respiratorios antes de la cirugía conlleva una disminución de complicaciones respiratorias en el postoperatorio. Dichos ejercicios se basan en respiraciones profundas, ejercicios dirigidos a potenciar la fuerza de los músculos inspiratorios, y la espirometría  incentivada realizada a través de unos dispositivos cuyo objetivo consiste en elevar varias bolas con la inspiración. Estos ejercicios se recomiendan realizarlos los días previos a la intervención y se continúan durante el postoperatorio.

Enlaces de interés:

Recomendaciones dietéticas de la SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición).

Información sobre obesidad de la SEEN 

Desnutrición relacionada con la enfermedad. 

Ejercicio antes de la cirugía bariátrica.