Medicación antitrombótica: antiagregantes plaquetarios y anticoagulantes orales.

EL ANESTESISTA  TE INDICARÁ POR ESCRITO QUÉ MEDICACIÓN  SEGUIR TOMANDO Y CUÁL  SUSPENDER ANTES DE LA CIRUGÍA, TRAS VALORAR  TU RIESGO DE TROMBOSIS Y  DE SANGRADO.

Si has sufrido una trombosis, un infarto, un ictus, una embolia, o si tienes factores de riesgo de sufrir alguna de ellas, estarás tomando algún fármaco antitrombótico: anticoagulantes o antiagregantes. Estos medicamentos, en general disminuyen el riesgo de trombosis, pero aumentan el riesgo de sangrado.

Habitualmente el tratamiento antitrombótico es crónico o por largos períodos de tiempo, por lo que es fácil que a lo largo del tratamiento los pacientes puedan verse sometidos a un procedimiento quirúrgico o intervencionista (por ejemplo una colonoscopia con resección de pólipos).

La decisión de suspender o mantener dicho tratamiento estará determinada, por un lado, por el riesgo trombótico del paciente y, por otro, por el riesgo hemorrágico de la cirugía o del procedimiento. Del balance entre estos dos factores dependerá  la actitud ante la anticoagulación y la antiagregación.

 

¿Quieres saber más?

Antiagregantes plaquetarios

Anticoagulantes  orales

 

Enlaces de interés

 www.escuelas.msssi.gob.es/podemosAyudar/…/Guia_Pacientes_Anticoagulados.pdf

Video subido por el hospital de Manises: https://www.youtube.com/watch?v=3tsIaxgZL3w