Medidas adecuadas

En líneas generales, si la cirugía va a programarse para más tarde de 1 mes desde la detección de la anemia, el hierro oral es la medicación adecuada para que el organismo produzca más hemoglobina y llegar en óptimas condiciones a la cirugía.

Si la cirugía va a programarse entre una semana a un mes de detectarse la anemia, la administración de hierro endovenoso podría ser la solución.

Cuando la cirugía es urgente o no demorable más allá de unos días, el riesgo de necesitar transfusión de hemoderivados (ir a “transfusión de hemoderivados”) es alto.