¿QUE PASA CUANDO ACABA LA CIRUGÍA?

Una vez el cirujano da los últimos puntos de sutura y acaba la cirugía, sale del quirófano para informar a los familiares. Mientras, en el quirófano, el anestesista lo preparara todo despertar y el traslado del paciente.

Si te han realizado una anestesia general, el anestesista ajustará los medicamentos para que recuperes la consciencia y la respiración espontánea. Siempre teniendo en cuenta que estés sin dolor.

Si te han operado bajo anestesia raquídea o bajo anestesia regional, probablemente  te habrán administrado fármacos con efecto sedante para mantenerte confortable durante el procedimiento. Una vez terminada la cirugía, el anestesista  deja de administrar estos medicamentos para que desaparezca esa sensación de tener  sueño, pero teniendo siempre en cuenta evitar el dolor.

Desde que acaba la cirugía hasta que el paciente sale de quirófano pasan sólo unos minutos. Es habitual que el paciente no recuerde casi nada de todo este proceso, debido al efecto de los medicamentos que administrados durante la intervención.

Según la cirugía realizada y la salud previa del paciente existen varias opciones para el tratamiento postoperatorio. En la consulta de anestesia te habrán explicado el plan a seguir, con el área de destino más probable tras la intervención; y el protocolo específico de recuperación anestésica según tu caso.