Riesgos leves

Entre los riesgos habituales tenemos la infección o sangrado de la herida y flebitis. Un riesgo frecuente en esta cirugía son las atelectasias que evitará realizando los ejercicios de fisioterapia incentivada con el espirómetro.  Los riesgos graves por otra parte son menos frecuentes  tales como fístula de la zona de sutura que a veces precisa reintervención, sangrado e infección abdominal, obstrucción gástrica y reproducción del problema que indicó la cirugía. Si la cirugía se hace por laparoscopia es raro pero grave la ocurrencia de lesiones vasculares o de órganos vecinos, la embolia gaseosa o el neumotórax.